HUCHA

UNETE

Descubre más temas

Atajos Hucha

Déjanos tus comentarios

Últimas reseñas

Nuestro hogar

Un lugar para empezar ahorrar energía

La energía es un elemento clave para el desarrollo de la humanidad, permitiendo el progreso de las industrias, tecnología, ciencia, generando millones de empleo e inversiones, pero aún siendo tan vital en el desenvolvimiento de la humanidad , es una de las industrias que más contamina y deteriora el planeta en su proceso de producción. De aquí la importancia de ahorrar energía, representando un beneficio para el medio ambiente, así como para la preservación de los recursos no renovables.

Es indiscutible que la energía eléctrica es un elemento fundamental para nuestro día a día, en un mundo digitalizado y globalizado como en el que vivimos, resulta impensable no contar con electricidad, pues de ella depende desde lo más sencillo como tener iluminada nuestra casa, hasta el funcionamiento de las más grandes industrias.

La electricidad se produce en centrales capaces de obtener energía a partir de fuentes primarias pudiendo ser renovables como el viento, la radiación solar y el agua, o no renovables; como el carbón, el gas natural y el petróleo. 

Es cierto que muchos países ya se encuentran en una transformación energética, con el objetivo de encaminarse a la producción de energía exclusivamente de fuentes renovables y amigables con el planeta, pero es un camino largo por recorrer y mientras se llegue a la meta es vital e importante ahorrar energía, utilizándose de manera responsable, conociendo que su producción está dejando una huella irreparable en nuestro medio ambiente.

Cada uno de nosotros podemos aportar en esta importante labor desde nuestros hogares y actividades diarias.

Hagamos zoom a unas pequeñas acciones que contribuyen al ahorro de energía.

Utiliza luz natural siempre que sea posible: Abre cortinas y persianas durante el día para aprovechar la luz del sol. La luz natural es gratuita y eficiente.

Desenchufa dispositivos o cargadores que no necesites: Los dispositivos en modo de espera siguen consumiendo energía. Desenchúfalos para evitar el desperdicio.

Utiliza bombillas de bajo consumo: Las bombillas LED son más eficientes y consumen entre un 50% y un 80% menos que las bombillas incandescentes, lo que te permitirá ahorrar dinero a largo plazo y sobre todo ayudar al medio ambiente.

Apaga luces o televisores que no estés utilizando: ¿Cuántas veces estás con el celular y el televisor prendido al mismo tiempo? No dejes que las luces y los aparatos electrónicos innecesarios estén encendidos. Apagalos y reduce tu consumo energético.

Controla el uso de la calefacción y aire acondicionado: Permite que el aire natural refresque tu casa, o ajusta la temperatura a un nivel cómodo para evitar un uso excesivo de energía.

Descongela los alimentos a temperatura ambiente, sin el uso de microondas: Planifica tus comidas con anticipación y descongela los alimentos en el refrigerador o a temperatura ambiente, es más saludable. Esto reduce el consumo de electricidad del microondas.

Somos llamados a las acción

En la actualidad nos encontramos a un clic de distancia de obtener imágenes, videos, iluminación, aclimatar nuestros espacios con calor o frío, pero difícil y lastimosamente nos detenemos a pensar acerca del proceso de producción de energía y lo que se destruyó en el camino, ni mucho menos de los beneficios al medio ambiente al darle un uso moderado.

La energía al provenir mayormente de fuentes fósiles conlleva a la sobreexplotación y un día pueden agotarse, además emiten a la atmósfera una gran cantidad de gases de efecto invernadero, los cuales, inducen al calentamiento global de nuestro planeta. Por ello, la importancia de ahorrar energía hoy más que antes.