HUCHA

UNETE

Descubre más temas

Atajos Hucha

Déjanos tus comentarios

Últimas reseñas

Necesitamos mejorar nuestro transporte

para que nuestra movilidad sea sostenible

La mayoría de nosotros en algún momento de nuestras vidas hemos utilizado un autobús, o un taxi; transportes muy utilizados en países en desarrollo,  los cuales se convierte en un elemento central en las dinámicas de desarrollo de las ciudades.

carros eléctricos

El transporte constituye una de las principales fuentes de contaminación del aire

En este grupo tenemos principalmente a los transporten que funcionan con combustibles, siendo emisores de gases asociados al calentamiento global, como lo son: el monóxido de carbono (CO) un peligroso gas tóxico incoloro e inodoro formado a partir de la combustión de gasolina, el dióxido de azufre (SO2).

Emitido también por los carros cuando queman combustibles que contienen azufre, especialmente el carbón y el diésel y gases de efecto invernadero debido a que  los vehículos de transporte emiten gases que atrapan calor en la atmósfera y por tanto contribuyen al calentamiento global, todas estas problemáticas desencadenan la necesidad de tener un transporte sostenible para reducir la contaminación ambiental.

Conozcamos la movilidad eléctrica.

Conociendo el daño que le estamos ocasionando al planeta con el simple hecho de viajar hagamos Zoom a la movilidad eléctrica, un prometedor proyecto para el transporte público; los vehículos eléctricos de pasajeros son ampliamente aceptados en mercados importantes, como China, Estados Unidos y Europa, pero en los países en desarrollo su adopción ha sido lenta.

El Banco Mundial detalla que en 20 países en desarrollo de África, Asia, el Caribe, Oceanía, Europa y América del Sur se concluye que más de la mitad de ellos se beneficiaría económicamente si adoptara la movilidad eléctrica. 

Además de la reducción de gases nocivos en el aire, las recompensas financieras de la movilidad eléctrica pueden ser considerables incluso cuando los costos iniciales son altos, dado que los vehículos eléctricos, desde los que son de dos ruedas hasta los autobuses, son más baratos de operar y mantener.

Los vehículos eléctricos de pasajeros, fueron inventados hace más de un siglo, pero ahora son aceptados como parte de la solución al aumento de las emisiones de dióxido de carbono que contribuyen al cambio climático, en países desarrollados son muy utilizados no siendo así en países de ingreso bajo y mediano, en gran medida por los elevados costos iniciales. 

¿Es la movilidad eléctrica menos rentable económicamente?

Las recompensas financieras pueden ser considerables, aun si se tiene en cuenta el costo inicial, que supone el 70 % y el 80 % respecto de los vehículos que funcionan con combustibles fósiles, dado que los eléctricos son más baratos de operar y mantener. Los costos de mantenimiento más bajos por sí solos pueden suponen mucho ahorro durante toda la vida útil del vehículo, lo que sobrepasa el gasto más elevado que conlleva usar electricidad como combustible. Debido a que muchos países de ingreso bajo y mediano gravan la gasolina y subvencionan la electricidad, el ahorro es aún mayor.

El aumento de la población también ha influido de gran manera en el transporte como es la congestión vehicular, por lo que muchas personas a pesar de tener vehículo propio prefieren tomar un transporte público para llegar en menor tiempo a su destino, lo que se unen otros factores como los altos precios de combustible.

Lamentablemente en muchos países latinoamericanos se siguen utilizando vehículos que han culminado su vida útil aumentando la contaminación, por lo que es importante tener un transporte público sostenible el mismo que consta de tres pilares: garantizar la calidad de vida de los ciudadanos, promover el desarrollo económico y preservar el medio ambiente.

Cada uno de nosotros debemos ser parte activa en el mejoramiento de nuestra movilidad

Erróneamente esperamos que los gobiernos o los altos mandos sean lo que tomen la iniciativa en temas como estos, pero hay que ser conscientes que los afectados somos cada uno nosotros , por lo que también nos compete trabajar en el mejoramiento de nuestro entorno, la movilidad eléctrica ya es una realidad y promete ser una solución sostenible.

Para  que el ciclo sea cerrado es necesario sanear los sistemas energéticos, impulsando medidas en diversos frentes, como las energías renovables, la eficiencia energética y la transición justa para eliminar el uso del carbón, haciendo que el abanico se amplíe mucho más, invitándonos a ser parte activa del desarrollo.