HUCHA

UNETE

Descubre más temas

Atajos Hucha

Déjanos tus comentarios

Últimas reseñas

Sequía en Latinoamérica

Sequía

Argentina, Chile y Uruguay , han recibido menos de la mitad de la precipitación media en los últimos 35 años, los más afectados por la sequía en Latinoamérica.

Ir al mercado y obtener los alimentos que necesitamos es la parte más fácil que tenemos como consumidores, pero si hacemos una retrospectiva podemos concientizarnos que esa fruta, legumbre, o cereal tuvo que pasar por un largo proceso para llegar a nuestra mesa, en la cual necesitó de abono, mantenimiento y de acuerdo a su naturaleza agua, ya sea en mayor o menor cantidad, y es precisamente este elemento que incide directamente en el crecimiento y desarrollo de los cultivos, dando  como resultado grandes cantidades de alimentos de calidad resumiéndose en seguridad alimentaria, y la sequia en Latinoamérica esta afectado este proceso. 

El agua como elemento de producción agrícola

Conociendo que el agua está entre los elementos más importante en la producción de alimentos, podemos deducir que pasaría con su escasez; hagamos Zoom a varias de las problemáticas que están sucediendo en varios países de Latinoamérica: Argentina, Chile y Uruguay debido a que los últimos cuatro meses de 2022, esta región ha recibido menos de la mitad de la precipitación media, resultando en los niveles más bajos en 35 años y combinado con las altas temperaturas, ha provocado pérdidas generalizadas de cosechas y dificultado el acceso al agua. 

La Atribución Meteorológica Mundial hizo un análisis para evaluar en qué medida el cambio climático inducido por el ser humano ha alterado la probabilidad y la intensidad de las escasas precipitaciones que han provocado la sequía en Latinomérica, centrándose en los tres meses especialmente graves, de octubre a diciembre de 2022 demostrando que el cambio climático ha producido un aumento de las temperaturas en la región, lo que probablemente ha reducido la disponibilidad de agua y empeorando los impactos de la sequía.

Paises Latinoamericanos con mayor afectación por la sequía

Argentina, a pesar de ser uno de los principales exportadores de trigo del mundo, prevé que las exportaciones agrícolas para 2023 caigan un 28% en comparación con los niveles de 2022. Según informes de la Atribución Meteorológica Mundial, la sanidad de los cultivos en Argentina es la peor de los últimos 40 años, con graves repercusiones en las cosechas de trigo y soja.

Uruguay también es uno de los países que se ha visto altamente perjudicado por la falta de lluvias, las Naciones Unidas menciona que el 60% de su territorio es afectado por la sequía extrema, declarando la emergencia agrícola en octubre de 2022. Asimismo, más de 75.000 personas sufren la falta de acceso al agua potable y el acceso al agua para los cultivos y el ganado.

Por su parte, Chile atraviesa la sequía más larga de la región en al menos mil años, según el último informe de la Organización Meteorológica Mundial sobre el estado del clima en América Latina. Tras 13 años de escasas precipitaciones, la situación agrava la tendencia a la desecación y sitúa al país a la cabeza de la crisis hídrica de la zona.

Tomemos acción

Conociendo todos estos antecedentes, es importante tomar medidas para reducir la vulnerabilidad ante la falta de precipitaciones y mejorar la gestión del agua, así como la necesidad de establecer mecanismos de seguro para ayudar a los agricultores a hacer frente a los efectos de la sequía en Latinoamericay mejorar su resiliencia. Esto es especialmente trascendental en áreas donde la agricultura es una actividad económica importante y la sequía puede tener un impacto significativo en la economía local.

Con estas circunstancias debemos implementar nuevas formas de cultivo, mientras esperamos las lluvias, además de buscar el ahorro máximo de agua. Podemos aplicar varias medidas para amortiguar la sequía como ajustar los sistemas de riego, y realizar sembríos de acuerdo a las zonas.

Por ejemplo, no vamos a sembrar arroz en un lugar que carece de agua, pues este requiere que la tierra esté continuamente húmeda, igualmente está el sensibilizar a la humanidad sobre el uso y aprovechamiento de los alimentos evitando su desperdicio, conociendo que estamos en el auge del consumismo, cada uno de nosotros estamos invitados a tomar acción y ser parte del cambio.